Busca, encuentra y produce
productos orgánicos sector agropecuario
¿Te interesa adquirir este producto?
Comunícate con esta empresa directamente


    FORMA IBS

    Beauveria bassiana

    Disponible en Costa Rica

    Beauveria bassiana

    Concentración: 5x109 ufc/ml, el ciclo biológico del hongo comprende dos fases, una patogénica que ocurre cuando las conidias del hongo entran en contacto con el tejido vivo del huésped y germinan, para luego penetrar al interior del insecto. La segunda fase o saprofítica ocurre dentro del hemocele donde el hongo coloniza el interior del insecto liberando metabolitos secundarios conocidos como Beauveria bassiana, que le causan la muerte, la cual ocurre entre 2 y 7 días dependiendo de la especie y estadio del insecto. Finalmente, el hongo completa su desarrollo aprovechando los nutrientes del cadáver del insecto y esporula.

    Plagas a controlar: cochinilla harinosa Dysmicoccus brevipes, salivazo Aeneolamia sp, picudos, Cosmopolites sp, Metamasius sp, Rhynchophorus sp, broca del café Hypotehenemus hampei, gallina ciega (joboto), picudo de la caña de azúcar Metamasius hemipterus, chizas, chinches, gusano peludo, gusano falso medidor Chrysodeixis includens=Pseudoplusia includens, gusano medidor del arroz Mochis latipes, gusano soldado o cortador, gusano cogollero, gusano de la col, mosca blanca, chinche de la raíz del arroz, trips del melón y otras.

    Dosis recomendada: 2 galones por hectárea en 200 litros de agua, repetir cada semana por tres semanas en infestaciones altas.

    Períodos de aplicación: depende del nivel de población de la plaga y su estadio por lo que se debe realizar un monitoreo poblacional. En café para combate de broca se utiliza cada 20 o 30 días dirigido a los frutos. En caña de azúcar puede ser cada 15 o 22 días.

    Compatibilidad: es incompatible con productos alcalinos y con fungicidas. Puede utilizarse con agentes adherentes, jabones insecticidas, aceites emulsificables, insecticidas o con insectos benéficos. Debe esperarse 48 horas después de aplicaciones de fungicidas. 

    Cortesía de Codeorsa